Economía Nacional

Como analizamos con mayor detalle en http://asociauditores.com/estudio-cambio-ciclo-economico-economia-real-espanola/, el resultado de la actuación de todos los sectores institucionales que componen la economía nacional, ésta presentó una necesidad de financiación frente al resto del mundo de €1.095M en el primer trimestre de 2013 (http://www.ine.es/daco/daco42/ctnfsi/ctnfsi0113.pdf), es decir, 92,4% menos que los €14.414 millones del mismo período del año anterior.

La menor necesidad de financiación de la economía se explica, principalmente, por el comportamiento del saldo de intercambios exteriores de bienes y servicios, que mejora en €8.548M, debido tanto al aumento de las exportaciones (4,9%) como a la disminución de las importaciones (del 5,8%). Esta mejora del saldo de intercambios exteriores de bienes y servicios se ve aumentada por la balanza de rentas y transferencias corrientes y de capital, cuyos pagos netos al exterior disminuyen en €4.771M.

Tan importante es saber la cifra total de necesidades financieras de España (y no abandonar el prioritario objetivo que España debe tener de no depender del exterior para su actividad económica), como el saber cuáles son los sectores más dependientes de la financiación externa al sector.

Para ello, tradicionalmente se analiza por separado a los grandes macro sectores componentes de la economía nacional:

*Hogares e ISFLSH (Instituciones Sin Fines de Lucro al Servicio de los Hogares)

*Sociedades no financieras

*Administraciones Públicas

*Instituciones financieras

 

Hogares e ISFLSH

Aunque los hogares se beneficiaron este trimestre de *un volumen de prestaciones recibidas (+4,5%interanual) mayor que el de cotizaciones sociales pagadas (-0,5%), **un saldo positivo de transferencias corrientes recibidas que compensa el aumento del 0,5% de los impuestos pagados por los hogares, y ***un aumento del saldo de intereses y dividendos, debido al aumento de las rentas percibidas (+2,9%) y al descenso de las pagadas (el euribor bajó más del 60%) … ****El fuerte descenso de la remuneración de asalariados (-6,1% interanual)  —–>tuvo como consecuencia la bajada de la renta disponible trimestral de los hogares en el -0,5% interanual.

* En cuanto a la utilización de esta renta disponible, cabe destacar que, en el primer trimestre del 2013, el gasto en consumo final de los hogares e ISFLSH disminuyó el -2,1% interanual.

* Y ello tuvo como consecuencia que el ahorro de las familias fuera positivo (€1.877M), equivalente al 1,2% de la renta disponible (en el mismo trimestre del 2012 fue -0,4% de la renta disponible). Para mejor analizar la evolución del ahorro de las familias, conviene recurrir a los periodos móviles de cuatro trimestres. Con esa perspectiva se aprecia que en el periodo comprendido entre el segundo trimestre de 2012 y el primero de 2013, la tasa de ahorro del sector alcanza el 8,5% de su renta disponible, tres décimas más que en el periodo móvil precedente.

* Aún sumando a dicho ahorro el saldo positivo de las transferencias netas de capital percibidas, vemos que el total no es suficiente para financiar la inversión del sector.

*Como consecuencia de ello, y como es tradicional históricamente todos los primeros trimestres de cada año, el sector hogares e ISFLSH tuvo una necesidad de financiación de €7.224 millones (31,3% menos que los €10.514 millones del mismo período del año anterior).

Es evidente que la caída de la demanda interna (familias y AAPP) está frenando el crecimiento económico. Gracias al aumento de la demanda externa España “sólo” sufre una recesión en vez de vivir una depresión económica. Necesitamos que el sector público prosiga su esfuerzo de recortes, para así disminuir su necesidad de recursos, y que éstos puedan derivarse a las familias y al sector productivo privado. Sólo así saldremos de la actual recesión económica. Es muy positivo que en el segundo trimestre haya aumentado la ocupación laboral, lo que hará que haya aumentado la renta disponible, el ahorro/consumo y la capacidad financiera de las familias.

 

Sociedades no Financieras

Durante el primer trimestre de 2013 las sociedades no financieras experimentan un aumento de su renta disponible del 21,4% respecto al mismo período del año anterior. En términos absolutos, la renta disponible alcanzó los €43.114 millones. Este comportamiento se explica por el incremento del excedente de explotación del sector (+4,9% interanual), y por la disminución tanto de las rentas netas de la propiedad pagadas, como a la del impuesto sobre sociedades registrado como empleo del sector.

Este montante, unido al saldo positivo de las transferencias de capital netas recibidas, ha sido suficiente para financiar el volumen de la inversión total del sector (€27.730 millones).

En consecuencia, se estima para el sector de sociedades no financieras una capacidad de financiación de €18.185 millones (219% más que los €5.693 millones del mismo periodo del año anterior). Esta es, sin duda, una gran noticia: los sectores productivos privados han aumentado seriamente su capacidad de financiación.

En los últimos años, y debido a tener exceso de capacidad en sus instalaciones y equipamientos, los sectores productivos privados destinaron los excedentes a disminuir su apalancamiento financiero. Pero últimamente, gracias al aumento de la demanda externa, es importante que los sectores productivos privados aumenten su capacidad de financiación para así poder realizar las nuevas inversiones que empiezan a necesitar.

 

Administraciones Públicas (AAPP)

En el primer trimestre de 2013 las AAPP redujeron su renta disponible el 7,8% interanual, alcanzando la cifra de €38.398 millones. Este resultado se debe, principalmente, al aumento del 14,2% del servicio de la deuda pública y de las prestaciones sociales (3,3%) pagadas por las Administraciones Públicas. Además, los impuestos netos percibidos por el sector aumentan un 0,5% interanual, gracias a que los impuestos netos ligados a la producción crecieron el 4,0%, compensando la disminución del 3,9% de los impuestos sobre la renta y patrimonio. A su vez, las cotizaciones sociales percibidas por el sector se reducen en un 2,3% respecto al mismo periodo del año anterior.

Aunque el gasto en consumo final de las AAPP disminuyó el 4,9% interanual, el ahorro sitúa su valor absoluto en –€5.477M.

Este montante, unido a un saldo neto de transferencias de capital pagadas de €2.396M, y a una inversión de las AAPP de €4.585M,

—–> da lugar a una necesidad de financiación de €12.458 millones (15,9% menos que la del mismo periodo del año anterior).

Como hemos señalado al hablar de las sociedades no financieras, es importante que se prosiga la lucha contra el déficit público. Cuanto menor sea la necesidad de financiación de las AAPP, mayores recursos disponibles habrá para poder aumentar las inversiones de los sectores productivos privados, que es LA clave para que la economía española empiece a crecer, y aumenten los puestos de trabajo para los españoles.

 

Instituciones Financieras

La renta disponible del sector de las instituciones financieras disminuye un 41,2% en el primer trimestre de 2013 respecto al mismo periodo del año anterior, hasta situarse en €3.904 millones. Este resultado se debe a una disminución del excedente de explotación del 36,5% y del saldo neto de las rentas de la propiedad recibidas.

Esta renta disponible, minorada por un saldo negativo de €349M en las transferencias de capital, ha sido suficiente para financiar el volumen de inversión realizada por el sector (€3.607 millones, un 38,7% superior al del mismo trimestre del año anterior).

En consecuencia, las instituciones financieras obtienen una capacidad de financiación de €402 millones (92,3% menos que la del mismo periodo del año anterior).

Es de esperar que la reestructuración en curso del sistema financiero español permita que aumente la capacidad financiera del sistema, a pesar del continuo aumento de la morosidad, y de la creciente necesidad de aumentar las provisiones por la pérdida de valor de los activos. Los sectores productivos privados necesitan que el sistema financiero español aumente su capacidad de financiación, posibilitando la nueva inversión y la creación de empleo.