Hace sólo dos semanas que escribimos la primera parte de la serie, y da la sensación de que haya pasado mucho más tiempo. Mientras tanto, los políticos a su faena de querer limpiar ensuciando, mientras los mercados los desprecian con subidas diarias en los mercados (desde el 23 de julio, el índice español ha subido más de un 7%, cuando en el mismo periodo otros indicadores, como el Dax alemán, el Cac 40 francés o el FT/Mib italiano han registrado avances comprendidos entre el 1,5% y el 3,5%), gracias a que los datos económicos siguen confirmando que los españoles avanzamos.

Tres son los pilares que se amplían y dan fortaleza a nuestra evolución económica:
1.- Respecto al desarrollo de nuestro PIB, y según el avance del Banco de España, el PIB moderó “significativamente” su ritmo de contracción intertrimestral por segundo trimestre consecutivo, desde el -0,8% del último trimestre del 2012, al -0,5% en el primer trimestre del 2013, y al -0,1% el pasado trimestre (mejorando nuestra ya optimista previsión del -0,2%). Y ello se debió (http://asociauditores.com/el-pib-modera-su-caida-en-el-2o-trimestre-2013-al-01-intertrimestral/) no sólo a la espectacular marcha de nuestras exportaciones de bienes y servicios, sino a que, también, se suavizó la caída de la demanda interna consumo, gracias al aumento del empleo, y a la inversión privada en bienes de equipo.
Posteriormente, el INE (http://www.ine.es/prensa/cntr0213a.pdf) ratificó ese avance del Banco de España, incluso rebajando el decrecimiento interanual al -1,7% (desde el -2% del trimestre anterior). Con este paso, si se confirmara que el tercer trimestre fuera plano, sería factible que se cumpla el objetivo anual del Gobierno (-1,3%), y no las previsiones más negativas del FMI y la CE. Personalmente sigo manteniendo mi previsión inicial del -1,1% para el 2013.

2.- Respecto a nuestra actividad internacional, los hechos hasta mayo están superando las previsiones más optimistas (http://asociauditores.com/espana-recupera-capacidad-de-financiacion-con-el-exterior-por-primera-vez-desde-1997/).
2.1.- El déficit acumulado de la balanza por cuenta corriente experimentó una notable reducción del 92,4% interanual, hasta €1.209,7 millones. Ello ha sido posible gracias a la bajada del 80% del déficit de nuestra balanza de bienes, y al aumento del 13% del superávit de nuestra balanza de servicios.
2.2.- La economía española experimentó en los cinco primeros meses de 2013, por primera vez desde 1997, una capacidad de financiación de €2.487,0 millones, en claro contraste con la necesidad de financiación de €14.309,3 millones contabilizada en igual período del 2012 (un aumento neto equivalente al 1,6% del PIB anual). Una transformación histórica si la comparamos con la necesidad anual de financiación externa media del quinquenio anterior del 7,5% del PIB (http://asociauditores.com/espana-recupera-capacidad-de-financiacion-con-el-exterior-por-primera-vez-desde-1997/.
2.3.- La cuenta financiera, excluido el Banco de España, originó entradas netas de capital extranjero por valor de €40.345,0 millones, frente a unas salidas netas por valor de €165.064,2 millones en igual período del año 2012 (es decir, una variación neta interanual superior a los €205,4 millardos).
En los cinco primeros meses de 2013, las entradas netas de la cuenta financiera, excluido el Banco de España, fueron el resultado de las entradas netas generadas principalmente por las otras inversiones (fundamentalmente, préstamos, depósitos y repos), y, en menor medida, por las inversiones directas y los derivados financieros, mientras que se generaron salidas netas en las inversiones de cartera.

3.- En las pasadas dos semanas hemos sabido buenas nuevas respecto a la evolución del empleo y el paro en España.
3.1.-Por un lado la EPA del segundo trimestre del año nos indicaba que se había producido la caída más acusada del paro (225.200 personas) desde que estalló la crisis (http://asociauditores.com/la-caida-mas-acusada-del-paro-desde-que-estallo-la-crisis/), y subiendo la ocupación en 149.000 personas, gracias al aumento del empleo privado en 151.600 personas, bajando en 2.600 personas el empleo público. reduciéndose el mismo.
3.2.-También supimos que el número de desempleados al finalizar el mes de julio de 2013,según los registros del Servicio Público de Empleo Estatal (http://www.sepe.es/contenido/estadisticas/datos_avance/datos/datos_2013/AV_SISPE_1307.pdf) ha bajado en 64.866 personas en relación con el mes anterior, hasta los 4.698.814 parados. Este descenso es más del doble del registrado en julio de 2012 (27.814 personas) y duplica la media de disminución del paro en un mes de julio de toda la serie histórica (33.008 personas).
Los datos de 2013 acumulados hasta julio muestran una caída del paro de 149.909 personas, la mayor desde el año 2004. No obstante, esta caída ha sido especialmente intensa en los cinco últimos meses, con 341.408 parados registrados menos. Es la primera vez que el paro se reduce cinco meses consecutivos desde 2007.